sábado, mayo 18, 2024
Inicio Asia Aikido Mujeres en las Artes Marciales...Parte 1

Mujeres en las Artes Marciales…Parte 1

Por Ian Lauer 

En los dojos de todo el mundo, hay una multitud de mujeres increíblemente talentosas que estudian y enseñan las artes. Son de rango variable, desde principiantes en el primer día hasta los mejores de sus respectivas organizaciones. En esta entrevista, hice una serie de preguntas a siete mujeres que usan cinturones negros, todas de diferentes orígenes. Todos estos son practicantes a los que admiro y respeto. Muchos de ellos son de una escuela en el oeste de Los Ángeles, donde tuve el honor de entrenar con ellos extensamente. Es probable que reconozcas a un par de las otras mujeres de las películas.

El motivo de esta compilación de ‘Artistas y respuestas’ es que cada una tiene su propia perspectiva única. Quería recopilar eso de estas mujeres increíbles y compartir sus pensamientos contigo. Si eres nuevo en las artes o avanzado, golpeador o luchador, hombre o mujer, hay algo valioso en este artículo para ti.

Las practicantes:

  • Cynthia Rothrock
  • Michel Manu
  • Barbara White
  • Cheri Temple
  • Angela Dates
  • Cathy Burns
  • Kirsten Blakemore

Las preguntas que hicimos a nuestros participantes:

¿Podrías contarnos un poco sobre ti?

¿Qué sistemas has estudiado, y cuál considerarías tu arte base y por qué?

¿Qué te atrajo de las Artes Marciales?

¿Cuál fue el mayor desafío al que te has enfrentado como mujer en las artes?

¿Cuál ha sido la mayor ventaja que has tenido como mujer en las Artes?

¿Qué te gustaría decirles a las mujeres que ya entrenan o están pensando en empezar?

¿Hay algo que le gustaría decirles a los hombres con los que comparte el tatami?

¿Qué es lo que más te ha sorprendido durante tu tiempo entrenando?

¿Cuál es la lección número uno más grande que has aprendido del entrenamiento en el Arte Marcial?

¿Hay algo en el horizonte que le entusiasme y le gustaría compartir o alguna palabra final para nuestros lectores?

Conozcamos a las mujeres y veamos qué tienen que decir sin más preámbulos

Cynthia Rothrock

Soy una ávida aventurera: los viajes por el mundo y la exploración son mis grandes pasiones. Antes, cuando competía profesionalmente en torneos de artes marciales, me concentraba por completo en las artes marciales por temor a lastimarme en alguna aventura peligrosa llena de adrenalina. Una vez que alcancé mi objetivo de permanecer invicta durante cinco años consecutivos en la competencia de formas, comencé a caminar por todo el mundo para desafiarme más y poner a prueba mis límites físicos. En los últimos años, he hecho de todo, desde rafting en rápidos de clase 5, bucear quince pisos en el Gran Agujero Azul de Belice, hacer puenting desde el Harbour Bridge en Nueva Zelanda, hasta paracaidismo desde más de 20,000 pies. Caminé hasta el campamento base del Monte Everest, caminé por las selvas tropicales de la Patagonia e incluso nadé con un oso polar en las aguas heladas de la Antártida. Creo que nunca dejaré de buscar cosas aventureras para hacer.

Michelle Manu

El movimiento matemático siempre ha sido mi droga, mi medicina para el cuerpo y el alma. Crecí en hula, jazz, tap, acróbatas, porristas, surf, patineta, gimnasia de competición y tocaba el violonchelo. Recorrí el Medio Oeste como bailarín y coreógrafo polinesio profesional de hula durante diez años. De adulta, jugué fútbol americano semiprofesional en una liga exclusivamente femenina durante cinco años. Vocacionalmente tengo un Doctorado en Jurisprudencia (JD), credenciales comerciales de la Universidad George Washington, credenciales de liderazgo ejecutivo sénior de la Escuela de Negocios de Harvard, una maestría en Ciencias Metafísicas (MMsc) y soy candidata para un doctorado en 2023. en Filosofía con énfasis en transformación personal. He estado en la profesión legal durante 26 años y he enseñado derecho en varias escuelas y universidades aprobadas por la ABA.

Barbara White

Mi nombre es Barbara White y soy practicante de artes marciales desde 1991. Estoy casada con mi mejor amigo, Bob White, y juntos tenemos 6 hijas adultas. Somos dueños y operamos el Karate Studio de Bob White y tenemos la suerte de haber podido viajar juntos enseñando Kenpo Karate en los EE. UU., Europa y América del Sur. Mi otra profesión es en la industria de la salud. Obtuve mi título en enfermería en la Universidad Estatal de Washington en 1980 y desde entonces he estado trabajando en varios campos de la enfermería. Hoy, soy administrador de casos en un hospital local. Planifico las necesidades de cuidados posteriores para pacientes y familias, que van desde situaciones simples hasta situaciones complejas. Esto se ha convertido en una bendición para mí y mi familia de muchas maneras. Me siento agradecido por estas dos carreras que me permiten ayudar a los demás. Me encanta entrenar duro; Nunca me faltan al menos dos libros para leer.

Cheri Temple

Siempre me han gustado los deportes/actividades atléticas. Mi familia extendida se reunía en el campo del gimnasio los fines de semana y jugaba softball; era muy divertido ver a mi mamá y mi tía competir entre sí. Yo era bastante joven, pero se me permitió unirme a la competencia junto con el resto de ellos. Este fue un punto brillante en mi día a día, ya que crecí en un ambiente lleno de violencia de pandillas, adicción a las drogas y mucha actividad policial. Me encantaba leer, y esto también me permitió escapar a muchos lugares maravillosos, libre de los peligros de «lo cotidiano». Mi amor por la lectura y los deportes/actividades atléticas siguió creciendo a lo largo de los años. ¡Mis deportes favoritos para ver son el fútbol, el béisbol y el tenis! Estoy en 7thHeaven durante la Copa del Mundo, la Serie Mundial y los Grand Slams y, lo mejor de todo, ¡los Juegos Olímpicos! Ahora, uno de mis favoritos se ha hecho realidad: el tenis. En septiembre de 2022, comencé a tomar lecciones y me encanta el juego. Bueno, a veces, mis rodillas no, ¡pero ciertamente sí! He descubierto que los tenistas profesionales ciertamente hacen que todo parezca tan fácil. Ahora miro con un respeto (y amor) totalmente diferente por el juego. Soy una especie de personalidad ‘todo incluido’, por lo que pasar 3,5 horas en la cancha es maravilloso y continúa alimentando mi pasión por aprender y ser mejor. Lamentablemente, envejecer no es para los débiles de corazón. Mi mente recuerda que tenía 30 años, pero eso fue hace 33 años, y mi cuerpo se está esforzando mucho para que me dé cuenta de que no voy a cumplir. ¡El amor y la alegría que recibo de este juego valen la pena!

Angela Dates

Nací y crecí en Los Ángeles, CA. Me gradué de LMU con un título en contabilidad. Estoy casado, tengo dos hijos, que ahora están casados, y tengo dos nietos y uno más en camino. También me encanta hacer ejercicio, que incluye clases de HIIT, pickle ball, boxeo, pasear a mi perro y, por supuesto, karate.

Cathy Burns

Yo era porrista en la escuela secundaria. Soy una veterana de la Marina de los EE.UU. Casado desde hace 36 años. Mi marido hace MA conmigo. Soy madre de dos niños, trabajé en el mundo empresarial y me jubilé a los 50.

Kirsten Blakemore

Siempre he sido activo, buscando maneras de mejorar mi salud. He sido un nadador competitivo. Entrené y corrí un maratón y un medio maratón, pero me volví al ciclismo, al entrenamiento con pesas y al yoga después de una cirugía de rodilla. Ahora, el entrenamiento con pesas es una parte esencial de mi rutina a medida que envejezco y evito la osteoporosis.

¿Qué sistemas has estudiado, y cuál considerarías tu arte base y por qué?

Cynthia Rothrock

Mi primer estilo de artes marciales fue Tang Soo Do, donde entrené con Frank Trojanowicz en Scranton, PA. Después de obtener mi cinturón negro, deseaba aprender armas, así que estudié Pai Lum Kung Fu. En ese momento, viajaría más de dos horas a Nueva York para estudiar Ying Jow Pai con el Gran Maestro Shum Leung. Luego me presentaron a Wu Shu y me enamoré de este maravilloso estilo. Me mudé a California y comencé a estudiar con Roger Tung y Anthony Chan. En 1972 estudié intensivamente en Chengdu, China. Una vez que aterricé en California, estudié Tae Kwon Do con el Gran Maestro Ernie Reyes y me uní al equipo de demostración de la costa oeste. Estudié Kempo con United Studios of Self-Defense. No me considero un estilo de artes marciales más que otro, así que soy más conocido como estilista de Kung Fu. Enseño técnicas, formas y armas de todos los estilos.

Michelle Manu

Empecé artes marciales a los 9 años. Lua, el arte guerrero nativo de la gente de Hawái, es mi único arte. Se necesita toda una vida para dominar la profundidad del Lua. Puede que no haga un entrenamiento cruzado en disciplinas marciales, pero hago un entrenamiento cruzado en mi acondicionamiento, movimientos y técnicas.

Barbara White

Kenpo Karate es el único sistema que he estudiado durante algún tiempo. Mi primera experiencia breve en las artes marciales fue en un sistema japonés, pero una escuela de Kenpo compró el estudio durante el primer año. Nunca descartaré lo que aprendí en ese breve período y me encanta ver las artes japonesas en movimiento.

Cheri Temple

Solo he estudiado un arte: el Kenpo americano de Ed Parker. Tomé un curso corto de Aikido, pero no encajaba bien conmigo. El Kenpo de Ed Parker es un arte muy práctico y apeló a mi sentido del movimiento y comprensión del combate. Vi que Kenpo venía en una variedad de tamaños y niveles de habilidad, y tomar una técnica, juntarla y hacer que funcione para tu tamaño/nivel de habilidad despertó mi naturaleza para resolver acertijos. ¿Cómo puedes hacer que esto funcione? ¿Qué ajustes necesitas hacer? ¿Cuáles son sus puntos fuertes? Me di cuenta de que podía encontrar varias formas diferentes de hacer que una técnica fuera efectiva en diferentes situaciones. Tuve mucha suerte en mi primera salida al tener un instructor principal como Bryan Hawkins. Descubrí que era un maestro y practicante dotado. Obtuve lo mejor de ambos. Obtuve un gran conocimiento y perspicacia de los instructores que me inculcaron a lo largo de los años, y también gané una familia. Obtener información de instructores experimentados que han pasado por nuestras puertas, sudando en el tatami a través de ejercicios y líneas técnicas, sin duda crea un vínculo que no se rompe fácilmente.

Angela Dates

Solo he estudiado Kenpo Karate.

Cathy Burns

kárate kenpo americano. Solo arte que he estudiado. Estudió desde 1998

Kirsten Blakemore

Solo he estudiado Kenpo. Disfruto ver muay thai y MMA.

¿Qué te atrajo de las Artes Marciales?

Cynthia Rothrock

Siempre he sido una persona fuera de lo común. Me atrae todo lo inusual. Me encanta viajar por el camino menos transitado. Cuando tenía trece años, mis amigos de la infancia me introdujeron en las artes marciales. La primera vez que puse un pie en un dojo, me enganché. Nunca había visto algo así en mi vida, y esto fue en la década de 1970 cuando, en mi comunidad, se sabía poco sobre las artes marciales. Lo que más me intrigó de las artes marciales es que puedes defenderte con las manos y los pies, pero también que es una forma de ejercicio tremendamente inusual. Fue un ganar-ganar para mí.

Michelle Manu

Hubo un especial de 2 por 1 en una escuela local de artes marciales y mi madre decidió inscribirnos a mí y a mi hermana pequeña. Éramos las dos únicas chicas de la clase. En la década de 1980, las artes marciales se consideraban una actividad de niños. Desde que tenía 9 años, solo entrenaba en otras dos artes, puramente para el cardio, cuando estaba de gira por el Medio Oeste. Cuando regresé de la gira, me sentí fuertemente atraído por dedicarme a mis estudios marciales y al aspecto de contacto completo del entrenamiento de artes marciales.

Barbara White

Cuando era niño, era fanático habitual del programa de televisión Kung Fu y, por supuesto, de las películas de MA que aparecieron un poco más tarde. Sin embargo, la idea de aprender Artes Marciales o preguntarles a mis padres al respecto no se me ocurrió a mi corta edad. Ingresé a Artes Marciales como una madre joven con un niño de 2 años y un recién nacido y tomé la decisión completamente por impulso cuando vi una escuela de maestría recién abierta al lado de mi tintorería. Esta resultó ser una decisión que impactó el curso de mi vida adulta y demuestra que, a menudo, las decisiones tomadas por impulso visceral pueden resultar excelentes. Este ciertamente lo hizo.

Cheri Temple

Historia real, mi madre era aficionada a las artes marciales: le encantaba ver Kung Fu Theatre y Black Belt Theatre. Recuerdo ir al autocine y ver ‘Five Fingers of Death’. Las artes marciales siempre me han rodeado. Realmente nunca pensé en tomar lecciones porque, seamos sinceros, volar por el aire, saltar de copa en copa de árbol, bueno, simplemente no sería capaz de hacer eso. Sí, eso es lo que pensé. ¡Necesitabas ser capaz de realizar hazañas sobrenaturales para ser un artista marcial! Bueno, afortunadamente para mí, estaba viendo ‘El arma perfecta’ y alguien dijo que es el Kenpo de Ed Parker. ¡Qué! ¿Sin volar por los aires? Bueno, ese deseo latente de entrenar llegó a la cima y entré en Bryan Hawkins Kenpo Karate en noviembre de 1992, tomé mi primera lección introductoria y nunca miré hacia atrás.

Angela Dates

Curiosamente, fue para el ejercicio. Mi hijo se inscribió en las clases de BHKK por casualidad ya que nos perdimos las inscripciones para el baloncesto. Algunas personas nos recomendaron Kenpo, incluidos amigos del vecindario. Pero la mayor influencia provino de James Ibraro, uno de los cinturones negros de primera generación de Ed Parker. Estaba pintando la casa de mis padres cuando lo conocí. Compartió sus historias de entrenamiento con el Sr. Parker, además de compartir sus artículos en diversas revistas. Recomiendo encarecidamente Kenpo como un lugar para que mi hijo entrene. Realmente nunca pensé que me inscribiría, pero viendo las clases parecía un muy buen ejercicio, así que me inscribí. Obtuve excelentes entrenamientos, pero también más. Siendo ama de casa para dos niños en ese momento, me di cuenta de que extrañaba que me desafiaran. Kenpo me dio ese desafío en más de un sentido.

Cathy Burns

La gracia y precisión del movimiento. Me fascinaba la idea de poder protegerme con las manos y los pies.

Además, mis dos hijos y mi esposo se unieron a la MA en 1997. Quería que fuera un emprendimiento familiar.

Kirsten Blakemore

Tenía a mis hijos jóvenes inscritos en karate. Estuve en el dojo semanalmente con ellos. Aunque me habían pedido que asistiera a una clase para adultos, nunca me atrajo. Eso es hasta que entré a mi casa mientras me robaban. Estaba tan inconsciente de lo que me rodeaba (la puerta de la cocina estaba en el suelo, habían sacado la Wii…) que cuando entré en mi habitación y escuché al ladrón moverse en mi baño, me quedé paralizada por el miedo a lo que parecía. un minuto completo. Corrí de regreso para agarrar a mis hijos y salir de la casa. Nunca encontraron al ladrón, pero más tarde esa semana, uno de los maestros de kárate de mi hijo me pidió nuevamente que asistiera a una clase para adultos y aprendiera defensa personal femenina, y me inscribí en ese momento. Ese fue el comienzo de mi viaje de más de diez años hacia el cinturón negro.

¿Cuál fue el mayor desafío al que te has enfrentado como mujer en las artes?

Cynthia Rothrock

Mi mayor desafío fue competir contra hombres. En ese momento, las competencias de artes marciales no ofrecían una división de armas femenina o una gran campeona. Hubo numerosas veces que tuve que competir en competencias de formas contra los hombres. En 1982, fui el competidor de armas número uno del año superando a todos los hombres. Entrené muy duro porque no podía ser bueno solo para ganar; Necesitaba ser más que bueno, necesitaba ser el mejor. Los mismos desafíos ocurrieron cuando comencé a hacer películas de acción. Al comienzo de mi carrera cinematográfica, me retrataban como «una chica que podía pelear», pero debido a mi género, el chico aún tenía que salvarme. Las cosas han cambiado en la industria desde entonces, pero desde el primer día me propuse ser pionera y defensora de las mujeres para lograr el equilibrio y la igualdad. Todavía no hay suficientes mujeres fuertes en nuestras pantallas de cine y portadas de revistas de artes marciales.

Michelle Manu

soy de por vida. Ha habido y seguirá habiendo grandes desafíos en cada parte de mi camino. Como mujer, creo que así es para la mayoría, si no para todos nosotros: la convergencia de muchas cosas que suceden al mismo tiempo que nos enseña cómo buscar el equilibrio dentro de nosotros mismos: primero, sobrevivir y prosperar en el entrenamiento de la vieja escuela. . Cuando no me rendí y alcancé un cierto nivel de competencia, siendo consciente de los celos dentro del grupo nuclear y aprendiendo a maniobrar con elegancia mientras me mantenía concentrado en mi entrenamiento.

La transformación de ser un practicante altamente competente en un maestro maestro y enseñar a todo tipo de personas a nivel mundial. El backend de la enseñanza como aceptar una invitación para enseñar y garantizar mi seguridad física y administrar el mayor acceso físico a mí mientras estoy fuera. Incluso como defensora y maestra de defensa personal, he experimentado (lo que parece ser lo inevitable) insinuaciones sexuales, insultos, acecho, otros que intentan dañar mi reputación o a mí físicamente a propósito, hasta los celos de mis compañeras marciales. artistas en la comunidad y, a veces, una estudiante enferma que siente que debería estar en mi lugar. Todo eso para decir, todo lo anterior ha sido muy buenas lecciones, pero no mi mayor desafío.

Barbara White

Mi mayor reto soy yo. Soy mi mayor desafío, y si no estoy siempre conectado conmigo mismo, soy mi enemigo más formidable y vicioso. Todos los desafíos finalmente me llevan a un lugar de conciencia y elección para dominarme a mí mismo, no técnicas, sino mi esencia. Mi vida es la suma de mi esencia.

Como mujer en MA, quizás el mayor desafío al que me enfrenté al comienzo de mi formación fue la sensación de que me veían como “simplemente una madre con hijos” que se embarcaba en un pasatiempo. En realidad, tengo pasión por las artes desde el día que entré en ese estudio al lado de la tintorería. He entrenado constantemente durante casi 32 años y he leído mucho sobre entrenamiento, principios de defensa personal y otras formas de arte. Nunca dejaré de ser un estudiante. Cuando me rompí el ligamento cruzado anterior, el cirujano ortopédico me recomendó que dejara de “jugar karate”. Me pregunto si habría dicho lo mismo si yo hubiera sido un hombre. Las mujeres tienen todo el derecho a ser tomadas en serio, respetadas, escuchadas y ser líderes e influyentes en las artes marciales.

Cheri Temple

Suposición. Descubrí que se hacen muchas suposiciones cuando una mujer cruza las puertas de un estudio de artes marciales: ¿Por qué está ella aquí? ¿Se toma en serio el aprendizaje? ¿Será capaz de manejarlo? La mayoría de los artistas marciales son muy respetuosos, pero hay quienes te ven como un objeto y no como alguien que quiere entrenarse como artista marcial. Me gustaría compartir brevemente un encuentro que tuve con un nuevo estudiante. En ese momento, yo era Brown Belt, y la etiqueta del dojo es que ahora te dirijas a los Brown Belts como Sr./Sra. y le das un saludo. Bueno, eso era normal para mí cuando subía de rango, pero ahora que soy Brown Belt, wow, eso fue un poco inquietante, pero sabía que tenía que asegurarme de mantener la tradición.

Estaba teniendo una conversación con un estudiante, y el nuevo estudiante caminó entre nosotros y nunca reconoció mi rango como lo requiere la etiqueta. Bueno, eso puso algunas preguntas en mi cabeza, pero lo atribuí a que él era nuevo. Un poco más tarde, estaba sentado en la colchoneta y conversando con otro estudiante de cinturón verde cuando el nuevo estudiante salió del vestuario. Uno de nuestros rangos superiores estaba en la colchoneta estirándose, y el nuevo estudiante inmediatamente se acercó a él y lo saludó. Luego se dirigió directamente a mí y al estudiante de cinturón verde con el que estaba hablando e ignoró por completo que estábamos en medio de una conversación y le pidió al estudiante que viniera a ayudarlo a estirarse, lo cual fue rechazado. Ahora tenía más preguntas en mi cabeza. Entonces, hablé con mi instructor sobre su comportamiento para ver si había algo de lo que debería estar al tanto. Me dio un poco de la historia del estudiante y finalmente me preguntó si alguna vez había peleado con él, dije que no, y ese fue el final de nuestra conversación. Bueno, entrenamos, y después de esa sesión, me saludó, se dirigió a mí correctamente y encontró todas las oportunidades para hablar conmigo después de clase. Supongo que es cierto que el respeto hay que ganárselo.

Angela Dates

Diría que mi mayor desafío fue el miedo a progresar. Asistía a clases al menos tres o cuatro veces a la semana, pero siempre me asombraban los rangos más altos. En segundo lugar, adivinando a mí mismo que alguna vez podría llegar a su nivel. Incluso cuando obtuve mi cinturón marrón al principio, me alejaba de las clases avanzadas pensando que se suponía que no debía estar allí todavía.

Cathy Burns

Superar mis propias dudas.

Kirsten Blakemore

Modificando algunas de las técnicas para el «qué pasaría si» esto me pasara a mí en lugar de a un gran hombre. Creo que tener una comprensión más profunda del ataque y la defensa me ayuda a dar un movimiento alternativo y más efectivo si ocurriera tal ataque.

Gracias por acompañarnos hoy. Confío en que has aprendido mucho sobre estas increíbles mujeres y tal vez incluso un poco sobre ti a través de sus respuestas hasta el momento. Asegúrese de volver a consultar tan pronto como completemos las entrevistas y obtengamos respuestas a las preguntas restantes en la Parte 2 de «Perspectivas de las mujeres en las artes marciales».

Saludo, Ian Lauer

Fuente: https://blackbeltmag.com/insights-from-women-in-the-martial-arts-part-1

CURSOS EN LÍNEA Y TIENDA:

Deja un comentario

- Advertisment -

ÚLTIMAS ENTRADAS

Palpitaciones cardiacas

Diferentes personas experimentan los síntomas de las palpitaciones del corazón de diferentes maneras....#taichi #qigong #taquicardia #palpitacionesdelcorazón

Practica continua y sin interrupciones

Tradicionalmente, los estudiantes no avanzan hasta que cumplen ciertos requisitos específicos a lo largo del camino... #taichi #qigong #artesmarciales #kungfu

Pancho Karate (1985) y el Manual del Perfecto Farsante

Primer cómic mexicano dedicado a los fraudes de las artes marciales.   ¡ Felicidades! ¡Ya puedes hacerte tu diploma...

Conexión mente y cuerpo…..Tai Chi

El Tai Chi es una práctica china centenaria diseñada para ejercitar la mente y el cuerpo a través de una serie de posturas suaves y fluidas que....#taichi #qigong #ejerciciosaludable #beneficiosparalasalud #menteycuerpo

LO MÁS POPULAR

Templo Shaolin México logra 57 medallas en Encuentro Nacional de Wushu

Él encuentro fue realizado el sábado 12 de Noviembre con el apoyo de la Asociación de Wushu de la Ciudad de México y Federación de wushu de la república mexicana organismos reconocidos por CONADE para la difusión del arte marcial de china en México.

México se lleva 24 medallas en Panamericano de Wushu Brasil 2022

4 Oros en Combate (Sanda) y 20 medallas más para los seleccionados mexicanos en Wushu.

Yang Mexico Seminar

Yang Family Tai Chi Seminar in Mexico May 2022 with GM Yang Jun

MEDITACIÓN para el confinamiento – TAI CHI – QI GONG – Universidad de Harvard

Meditar es ahora la mejor opción para liberar el estrés generada por el confinamiento además de un ejercicio físico que nos permita fortalecer la mente y cuerpo.
Envíanos un WhatsApp