lunes, septiembre 27, 2021
Inicio Arte Marcial America Tai Chi, Qi Gong y Parkinson

Tai Chi, Qi Gong y Parkinson

Este padecimiento afecta principalmente a adultos mayores aunque también se presenta en jóvenes, cómo poder controlar nuestro cuerpo o cómo estar consciente de nuestros movimientos o de lo que nuestro cuerpo nos está advirtiendo de alguna enfermedad a la cual no le hacemos caso por que tenemos otras prioridades, tomarse el tiempo para ejercitar la mente y cuerpo y al mismo tiempo estar consciente, esto ayudará a que todo nuestro cuerpo se vuelva más relajado.

Resumen

La enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad progresiva y uno de los trastornos neurodegenerativos más prevalentes, que conlleva la pérdida de la función motora y no motora, así como una reducción de la calidad de vida. Se establece que la fisioterapia es la forma de asistencia sanitaria aliada más utilizada para la EP, y se considera una parte integral del tratamiento de la EP. Además, existe evidencia de que el tratamiento convencional proporciona grandes beneficios a las personas con EP, sin embargo, su eficacia para retrasar la progresión del trastorno no es suficiente. Con base en estudios previos, la fisioterapia en la EP se enfoca en las deficiencias motoras más comunes, incluidas las transferencias corporales, la postura, el estiramiento y agarre (función de las extremidades superiores), los déficits de equilibrio (y caídas), la marcha y la capacidad física. Sin embargo, los efectos positivos del ejercicio aumentan cuando se agregan las terapias mente-cuerpo, como Tai Chi, Qi gong, Yoga y Pilates. Tai Chi y Qi gong, como terapias tradicionales chinas para la mente y el cuerpo, se han convertido en un forma popular de medicina complementaria y alternativa en la EP.

El Tai Chi se caracteriza por una serie lenta y controlada de movimientos suaves (formas) integrados con la mente. Un estado de conciencia y concentración atiende a la postura corporal correcta, cambio de peso corporal, fortalecimiento y relajación muscular y respiración profunda y relajada. Existe evidencia de que el Tai Chi se ha aplicado en diversas áreas clínicas, con excelentes evidencias de beneficios con respecto a para la prevención de caídas en la comunidad, osteoartritis, EP, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), así como depresión, rehabilitación cardíaca, rehabilitación de ictus, deterioro cognitivo y demencia.

Además del Tai Chi, la otra intervención popular entre la mente y el cuerpo ampliamente utilizada en la atención médica preventiva y la fisioterapia es el Qi gong. La práctica de Qi gong es generalmente más fácil de aprender y realizar que el Tai Chi porque cada movimiento se repite varias veces y generalmente en el lado derecho e izquierdo. Esto hace que el Qi gong sea más fácil de seguir y disfrutar para las personas con una capacidad funcional significativamente limitada, lo que lo hace más accesible para los médicos mayores y los pacientes en etapas tempranas y tardías de la EP por igual. Desde la perspectiva del pensamiento y la ciencia occidentales, la práctica de Qi gong activa los mecanismos fisiológicos y psicológicos naturales de autorreparación y recuperación de la salud.

Es importante señalar que ambas formas mencionadas de movimiento meditativo comparten las mismas raíces teóricas y son similares en su aplicación práctica. Tanto el Qi gong como el Tai Chi se centran en el cuerpo (postura y movimiento), la respiración y la mente (componentes meditativos). Por esta razón, pueden considerarse intervenciones potencialmente equivalentes y ambas se utilizan en muchos estudios. Revisiones sistemáticas previas de estos estudios han evaluado la efectividad del Tai Chi o Qi gong con respecto a la función motora y no motora y la calidad de vida (CV) en personas con enfermedad de Parkinson., la eficacia de la terapia, así como la intensidad y duración de la intervención, varió ampliamente entre los estudios, los autores informaron efectos positivos con Tai Chi y Qi gong. Es importante señalar que las revisiones anteriores no se centraron en la política de Medicina basada en evidencias (MBE). De acuerdo con la política de MBE, la evidencia científica más valiosa y confiable se basa en una evaluación objetiva realizada con un tamaño de muestra adecuado en un ensayo de control bien diseñado. Además, no hay evidencia de una asociación entre el tipo o el volumen de los entrenamientos de Tai Chi / Qigong y su impacto en la mejora de la función motora y no motora. Por lo tanto, es importante identificar el protocolo de entrenamiento más eficiente en base a la revisión de la literatura, que podría servir como una buena recomendación para que los médicos establezcan un tratamiento adecuado.

Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue determinar la eficacia del Tai Chi y Qi gong para mejorar la función motora y no motora en personas con EP y determinar si existe un protocolo estandarizado de entrenamiento cuerpo-mente entre este grupo de pacientes. Además, nos hemos centrado en la calidad de los estudios y los métodos para evaluar la eficacia de la terapia descrita en estudios recientes.

Tai Chi

Los síntomas motores de la enfermedad de Parkinson se evaluaron con UPDRS III en 12 estudios. Los resultados de todos los estudios incluidos son heterogéneos. La mayoría de los autores no presentaron cambios significativos en las puntuaciones de la UPDRS después del entrenamiento de Tai Chi, 28,36,40 especialmente en comparación con otras terapias.25,41,42 Sin embargo, el grupo de Tai Chi se desempeñó mejor que los grupos de estiramiento (cambio medio: -5,02 puntos , ES = 3.53, P <0.001) en UPDRS.35 Además, Hackney et al.29 revelaron que el grupo de Tai Chi mejoró más que el grupo de control sin tratamiento (cambio medio: -1.50 puntos, ES = 0.46, P = 0.025 ) en UPDRS.

Los trastornos del equilibrio se diagnostican ampliamente mediante la Escala de equilibrio de Berg (BBS), la Prueba de alcance funcional (FRT), la postura en tándem, la postura con una sola pierna y métodos objetivos como la posturografía. En los artículos revisados, el equilibrio corporal se midió en 11 estudios. Algunos resultados de los artículos revisados ​​indican que el Tai Chi condujo a mayores mejoras en el equilibrio en la EP que los grupos de control sin tratamiento. Por ejemplo, Gao et al.28 notaron una mejora significativa en la BBS después de 12 semanas de 24 de entrenamiento de Tai Chi estilo Yang (46.03 ± 10.52 versus 50.19 ± 8.34, cambio medio: 4.16 puntos, ES = 0.44, P = 0.002), y Li et al.45 registraron resultados significativamente mejores en FRT (22.42 ± 6.17 versus 25.38 ± 7,07, cambio medio: 2,95 cm, ES = 0,47, P = 0,01) después de la intervención de Tai Chi de forma corta estilo Yang. Además, el grupo de Tai Chi se desempeñó mejor que el grupo de entrenamiento de resistencia (cambio medio: 2,80 cm; ES = 0,60, P = 0,01) y estiramiento (cambio medio: 4,90 cm P <0,001) en FRT. Sin embargo, resultados similares se informaron en el entrenamiento de ejercicios multimodal, donde un efecto positivo sobre el equilibrio corporal en BBS (50,90 ± 2,45 versus 52,90 ± 2,51, cambio medio: 2,0 puntos, ES = 0,81, P = 0,001) y TUG (11,83 ± 2,11 versus 9,70 ± 2,00, cambio medio: -2,13 s, ES = 1,04, P <0,001) también se observó.

Todos estos hallazgos indican que el entrenamiento de Tai Chi mejoró la marcha y el equilibrio en la EP.

Qi gong

En la presente revisión, sólo cuatro estudios evaluaron los efectos del entrenamiento de Qi gong sobre la función motora. Los autores evaluaron UPDRS, BBS, TUG, 6MWT y parámetros de la marcha. Schmitz-Hübsch et al.32 notaron que la proporción de participantes que mejoraron en la UPDRS, definida como una reducción de más del 20% hacia la puntuación inicial, fue significativamente mayor en el grupo de Qi gong (P = 0,008) que en el grupo de control. Además, el entrenamiento de Qi gong mejoró las puntuaciones de BBS (32,79 frente a 37,06, P = 0,001) y disminuyó el número de caídas (4,35 frente a 1,53, P = 0,004) .31 Además, la función de la marcha mejoró al reducir significativamente el tiempo de zancada (1,24 ± 0,15 frente a 1,18 ± 0,11 s, ES = 0,46, P = 0,001) y tiempo de apoyo doble (28,52 ± 6,54% del ciclo de la marcha frente a 25,95 ± 4,87% del ciclo de la marcha, ES = 0,46, P = 0,005) .46 En conjunto, estos cambios dieron como resultado mejoras significativas en la velocidad de la marcha (0.87 ± 0.19 versus 0.98 ± 0.23, ES = 0.52, P = 0.01) .38 Estos hallazgos confirman que el entrenamiento de Qi gong mejoró la función motora en la EP.

Discusión

La revisión sistemática presentada sintetizó información reciente sobre la efectividad del entrenamiento de Tai Chi y Qi gong en los síntomas típicos de la enfermedad de Parkinson. En nuestra revisión, nos hemos centrado en los efectos del entrenamiento, así como en la metodología de estudio. El análisis de la metodología y los resultados de los artículos incluidos mostró varias limitaciones, como un tamaño de muestra pequeño, heterogeneidad de las etapas de la EP, variabilidad en el grupo de comparación y duración diversificada de la intervención.

En los estudios incluidos, algunos autores compararon Tai Chi o Qi gong con otras intervenciones activas, mientras que otros autores compararon Tai Chi o Qi gong con un grupo de control que no recibió tratamiento. En general, la comparación de las terapias mente-cuerpo entre otras terapias (por ejemplo, baile, ejercicio aeróbico, entrenamiento de resistencia o estiramiento) o ninguna intervención demostró que este tipo de entrenamientos mostraba resultados significativamente mejores. Según los estudios revisados, los autores notaron que la terapia de Tai Chi y Qi gong tienen una influencia beneficiosa sobre la función motora y no motora y, por lo tanto, confirmaron su eficacia en el tratamiento de personas con EP. Sin embargo, en la mayoría de los estudios, el efecto positivo de la terapia se notó solo cuando se comparó el grupo de intervención con un grupo sin tratamiento; Al comparar el entrenamiento de Tai Chi o Qi gong con otra terapia, los autores solo notaron esporádicamente el efecto beneficioso de las terapias cuerpo-mente. Aunque estos hallazgos parecieron indicar primero que el entrenamiento de Tai Chi o Qi gong es ineficaz, esta discrepancia en los resultados se debe a la diferente duración de la intervención y la variabilidad en el grupo de comparación.

Además, estos resultados deben interpretarse con un gran grado de precaución debido a la gran diversidad de tipos de Tai Chi y al volumen de entrenamiento que se utilizan en la terapia. Nuestra revisión revela una gran discrepancia entre la frecuencia y los tipos de capacitaciones aplicadas. Sin embargo, podemos recomendar que un programa de entrenamiento de Tai Chi del estilo Yang, realizado durante 12 semanas, 1 hora por día y 1-3 veces por semana, parece ser el más efectivo. Además, sugerimos que el mejor protocolo de intervención de Qi gong es de 12 a 16 semanas, 1 hora al día, 1 vez a la semana. Además, el análisis de los resultados de los artículos incluidos mostró que el entrenamiento de Qi gong proporciona una mayor mejora en la función no motora en comparación con el entrenamiento de Tai Chi. Sin embargo, tanto las terapias de Tai Chi como las de Qi gong tienen una influencia beneficiosa sobre los síntomas motores.

La practica constante de estas disciplinas te llevará a tener una mejor calidad de vida y para esto debes acudir a centros autorizados con instructores certificados, visita la siguiente página conde encontrarás instalaciones adecuadas con todas las medidas sanitarias:

#taichi #qigong #parkinson

Fondos:
El estudio fue apoyado por los fondos estatutarios del Instituto de Ciencias del Deporte, Academia de Educación Física en Katowice.

Para ver el artículo completo visita: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0965229920318562

Deja un comentario

- Advertisment -

Most Popular

El ejercicio y la artritis

Por la Universidad de Harvard Incluso las personas más sanas pueden tener dificultades para seguir un régimen...

Maestro de la espada Japonesa visitó México

Durante el fin de semana del  9 al 11 de Septiembre de 2021 , Yahagi Sensei el gran maestro de la espada Japonesa impartió un seminario sin fines de lucro en ciudad de México.

El mexicano Francisco Pedroza termina 5 en el para taekwondo de Tokio

El mexicano fue eliminado por el ruso Zainutdin Ataev al disputarse el combate por la medalla de bronce.

El arte de lanzar un arma

Por David Stainko.   Después de siglos de practicar la técnica de lanzar varios objetos con el...

Recent Comments

Envíanos un WhatsApp